empoderamiento relaciones

La mujer interesada

womanwithmoneyMucho se habla de las mujeres interesadas. Se les critica, se les juzga, se les insulta y hasta se les crean personajes burlescos en series, películas y novelas. Pero nadie se ha preguntado ¿por qué existen?

En un mundo donde el egoísmo se apodera de las almas como si de una epidemia se tratara, se ha vuelto más fácil conseguir que tu pareja te de una tarjeta de crédito a un amor entregado y puro. Los hombres (no todos, ACLARO) compran a las mujeres, hacen alardes de sus adquisiciones en la fase de conquista, quieren deslumbrar excesivamente, dan regalos cuando se portan mal y todavía las personas se quejan y hablan de las mujeres interesadas. A veces ¿no es más fácil pedirle $$$, que un simple beso o una caricia? ¿Acaso no es menos denigrante pedir un regalo que pedir un te amo? Ese amor que debe ser tan fácil demostrar cuando se siente y muchas mujeres andan mendigando y se sienten que mueven la colita como perritos cuando el hombre de vez en cuando le hace un gesto amable, cuando el amor y sus demostraciones deberían ser algo de todos los días.

A las mujeres se nos bombardea día a día con secretos para no espantar a los hombres, “no des demasiado porque se recuestan”, “no demuestres todo tu amor porque vas a perder”, “no lo llames, ignóralo”, “es mejor que te busque el”, “hazte la interesante”  bla, bla, bla… el mensaje es claro, no se puede amar demasiado, no se puede entregar hasta el alma, porque la puedes perder. ¿Por qué simplemente no se puede “SER” natural? Entonces, ¿de qué estamos hablando?  Amar demasiado, ser una mujer sencilla, desinteresada, que solo busca dar y recibir un amor entregado (se supone que esto sea tan sencillo), que no espera lujos… todo eso es difícil, significa sufrimiento, significa la posibilidad de no ser valorada. Sin embargo, en el interés no hay sentimiento, por lo tanto, tampoco sufrimiento. Es más fácil ser duro de corazón, para que te respeten y valoren más.

En este mundo tan cruel y egoísta, ser sencillo, amar profundamente y esperar un amor igual de entregado, es difícil. La misma sociedad, los mismos hombres han preparado el terreno para todo lo contrario. Entonces, la próxima vez que veas una mujer “interesada”, pregúntate primero cuantos hombres la hicieron sufrir y si tuvo que cambiar el amor por $$$, ya que se cansó de pedir lo que NO se tendría que pedir.3-8-woman-diamond-jewellery

Con esto no estoy en apoyo a poner el dinero por encima el amor, solo que seamos más sensibles a la hora de juzgar la manera de actuar de una mujer. No conoces su entorno, ni por lo que ha pasado. No sabes si su esposo la contenta con regalos cada vez que le hace una de las suyas; no sabes si de esa manera fue criada, tampoco si su estimulo para hacer cosas buenas en la niñez eran solo cosas materiales. Quizás, prefirió no sufrir más por amor y prefiere buscar su estabilidad. No se trata de sonar feminista…ni ser controversial ni justificar actitudes negativas. Se trata de no generalizar y saber que muchas personas tienen razones a veces muy válidas para tomar ciertos rumbos en la vida.

Por otro lado, mujer te digo, TU vales más que eso. Si sientes que debes mendigar amor y que te es más fácil despejarte con cosas materiales y eso compensa tus tristezas, déjame decirte que estás con la persona equivocada. La persona ideal, creará un balance entre el amor y los detalles por amor, que te harán sentir realmente valorada. No se trata de regalos en exceso, ni costosos, se trata de dejarte saber que está pensando en ti con cualquier detalle, por más espectacular o sencillo que sea. Y esto es algo reciproco. Cuando sientas que puedes amar libremente sin miedo, sin temor a fallar a las reglas que te dan en la revista o en el libro más sonado de como conquistar a un hombre, estarás con la persona adecuada. Un hombre que vale la pena, jamás se espantará por recibir mucho amor, mas si se sentirá afortunado y lo reciprocará.

Yo seguiré en mi sencillez aunque este mundo sea tan cruel que no valore el amor y la bondad. Prefiero seguir esperando amor que lujos, después de todo, prefiero lo difícil. Pero, no juzgo a quien perdone a un hombre a cambio de unos ¡Louboutin! Al fin y al cabo, vivimos en un mundo donde esperar muestras de amor del prójimo en general, ¡es más difícil que conseguir un Jaguar!

One comment

  1. Me parece una visión muy realista. Las relaciones son de dos. Lo que ocurre se permite por alguna razón. No juzgar es los demás es el comienzo para entender porque se actúa de determinada forma. Interesante…jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s