empoderamiento

Ve por el mundo ” Sin Miedo”

MIEDOSHace poco, en el trabajo, hablaba con un compañero acerca de como había logrado manejar la presión y ansiedad que provoca la naturaleza de mi posición. Hace 1 año me ascendieron a Directora en la compañía para la cual llevo 3 años trabajando y el proceso de cambio no fue nada fácil. Comenzando porque encontrar un/a suplente para la que era mi posición fue cuesta arriba y pasé mucho tiempo cubriendo ambas bases con 3 personas que no pasaban el periodo probatorio. Pero mi mayor ansiedad era causada por el temor de que algún cliente o mis superiores se enojaran conmigo, por lo que, sin importar los sacrificios extra-ridículos, tenía que hacer todo en tiempo inhumano. Todo a mi alrededor me afectaba, tuviera o no razón. Me recargaba de exageradas horas de trabajo; muchas veces solo dormí 2 o 3 horas por día para cumplir con la acumulación de reportes, presentaciones, etc. Mi humor era pésimo y trataba de contrarrestarlo con mi positivismo utópico, pero de nada servía. Por más que me esforzara, solo recibía cosas negativas: quejas, tensión, inconformidad, en fin, era todo una energía negativa que me estaba quitando la pasión por mi trabajo, al punto que muchas veces pensé en tirar la toalla.

Un día, como por arte de magia, me levanté SIN MIEDO. Y se preguntarán: ¿sin miedo a qué? Pues a continuación los miedos que nos paralizan y nos causan ansiedad:

  • Miedo al fracaso: sentir miedo a fracasar en un área de tu vida sea laboral o personal no es razonable, porque eres un ser humano imperfecto y te puedes equivocar. Quien no entienda esto, no merece tu esfuerzo.
  • Miedo a perder estabilidad económica: antes de sentir miedo a perder un sueldo, imagina donde estabas antes de ese trabajo y como lograste salir adelante y llegar a donde estás. Plantea que sucedería si perdieras tu empleo y realiza un plan de acción. Cuando tengas claro las alternativas que puedes tener en caso de que esto ocurra, podrás trabajar sin ese miedo a no recibir la quincena. Y recuerda que el dinero no lo es todo en la vida, tu salud está por encima de todo.
  • Miedo al que dirán o a las críticas: si estás seguro que estás realizando un buen trabajo o que está haciendo las cosas bien, no hay porque tener miedo a lo que otra persona pueda pensar. Cuando te cuestionen, podrás tener una respuesta válida y con fundamentos. Recuerda siempre mantener la calma.
  • Miedo a las reacciones: lo único en esta vida que puedes controlar es lo que sale de ti. Si tienes miedo a como una persona pueda reaccionar por no cumplir con sus expectativas, estás en el lugar equivocado. No se puede trabajar, ni vivir con el estrés de como una persona va a reaccionar. Recuerda el punto anterior, si estás haciendo las cosas bien, el problema no es tuyo, es de otro.
  • Miedo a enfrentar situaciones: no hay nada mejor que enfrentar con un buen dialogo cualquier incomodidad. Si hay algo que te está afectando, debes realizar un listado de los pros y los contras de la situación, verificar si la puedes manejar sola y si no pedir ayuda a la persona en cuestión.

Te propongo un ejercicio sencillo, muy sencillo. Busca un papel y lápiz y contesta la siguiente pregunta: si no tuvieras miedo, ¿qué harías? ¡Y hazlo!

BOVeyODCIAAgi43 (1)

Muchos de nuestros miedos no están basados en cosas reales, si no en lo que imaginamos o en lo que dejamos pasar sin resolver. Pero la base de no tener miedo es estar seguro de lo que vales, de lo que haces y de lo que puedes lograr en la vida. Darte a respetar de manera elegante, sin perder la paz y demostrando la seguridad en todo lo que haces a los demás, te dará el lugar que mereces en lo profesional y en lo personal. Recuerda que nadie tiene el control de tu paz, solo tu. Y si algo está alejándote de esa paz enfréntalo y busca soluciones. Si la solución es tomar acciones drásticas y alejarte de lo que te quita la paz, debes hacerlo sin pensarlo dos veces. Debes tomar el control de tu vida y no dejarlo en manos de un trabajo, ni de ninguna persona o situación.

Por último, en cuestiones laborales, recuerda que el día tiene 24 horas. Define lo que humanamente es posible realizar y lo que no y haz un reporte de esto. Nadie se va a molestar porque el día no te alcance, si está bien justificado. Da la milla extra cuando tu energía lo permita, pero no desgastes tu cuerpo, porque más adelante te pasará factura.

imagesJohn F. Kennedy dijo: “Hay riesgos y costos en un programa de acción, pero son muchos menos que los riesgos y costos a largo plazo de la cómoda falta de acción.”  

No es fácil vivir en el trópico y para colmo, con miedo. ¡Libera ese miedo!

2 comentarios

    1. Hola Nashalie: no considero el miedo como algo positivo. El miedo no motiva, el miedo paraliza. Quien actúa bajo el miedo, jamás actuará basado en sus objetivos, si no en los de otro. El miedo sin duda alguna es un enemigo a muerte de cualquier meta en la vida, ya que es antagónico a la idea de asumir riesgos, es contrario a la superación y a los cambios, es antagónico al principio de la evolución, es reacio al concepto de la transformación, es desconocedor de la certeza y desarrollo. Quizás la adrenalina, los nervios, u otros aspectos podrían ser considerados como algo motivador o que te lanza a nuevos caminos. Tampoco podemos ir por la vida sin darle importancia a nada, sin entender las responsabilidades y precauciones que debemos tomar para evitar ciertas consecuencias. Por ejemplo: en el trabajo, no significa que no daremos lo mejor, pero no podemos trabajar bajo el miedo. Se trata de no irnos a los extremos. Prefiero otros agentes motivadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s