empoderamiento RIVALIDAD FEMENINA

Linda y simpática. ¡Qué raro!

Hace unas semanas me encontraba socializando un rato fuera de mi ‘comfort zone. ‘Lo pasé genial, me solté un poco y logré aclimatarme, algo que se me hace complicado cuando no estoy en mi acostumbrado círculo social. Puede que parezca raro, no es lo que proyecto, pero tengo un poco de fobia social, algo con lo que lucho cada vez que me expongo al mundo del ‘jangueo’. Lucho con mis fantasmas internos y trato de pensar que estoy con mi ‘corillo’ de toda la vida y ser yo. Sí, ser yo, porque lo que las personas tienen como primera impresión de mí, no soy yo, es un ente extraño que se apodera de mi ser. Así que aclaro que si algún día me conoces y no logré dejar el fantasma en casa, me des un ‘breakesito’, no me juzgues, con el tiempo, la confianza y dos Gin & Tonic, podrás conocer la dulzura en mi.

Bueno, volviendo al tema, la pasé de ‘show’ y ‘caí’ bien de la primera. ¡Gol anotado! Pero entonces llegó el momento del juicio. -“Que linda tu eres, eres bella y símpatica. Eso es raro, las mujeres lindas no suelen ser simpáticas”-. Sonreí más aun porque me agrada que las personas puedan apreciar más allá de lo que ven de primera intención y hacer nuevas amistades, pero me llevé ese pensamiento durante días. No salía de mi mente. ¿Por qué? Porque estamos tan llenos de estereotipos y sobretodo, mujeres a mujeres. ¿Habrá pensado que soy una comem… cuando me miró por primera vez?

Se fijan en esa mirada 😂

Aunque esta ocasión fue sumamente agradable y espero la próxima oportunidad para volver a compartir con las mismas personas, utilizo esta experiencia para crear conciencia, como intento hacer con todas mis publicaciones. A diario nos encontramos en situaciones donde hacemos juicios o ponemos sellos sin analizar a profundidad porqué lo hacemos. Esto no siempre tiene un final agradable, como han podido leer algunos en otras de mis publicaciones.

Antes de hacer juicio, podemos analizar lo siguiente:

  1. Una mujer ‘linda’  (entre comillas porque la belleza es relativa) no es automáticamente antipática. Su físico no determina su personalidad. De igual manera, una mujer que no consideres linda también puede ser antipática. Simplemente que juzgamos más a la “linda”, porque pensamos que su físico es lo que la hace ser así.
  2. Una mujer que se muestra seria no es amargada. Vivimos experiencias diferentes todos los días que pueden determinar nuestro ánimo. Cuando vemos a una mujer que anda seria, podemos pensar que quizá tiene problemas familiares, laborales, emocionales o económicos. Que tal si en vez de ponerle el sello le regalas una sonrisa y una buenos días/tardes/noches. Tenemos que comenzar a bajar la guardia y si tu eres la que estás consciente de esto, comienza y verás como poco a poco las mujeres a tu alrededor cambiarán de actitud.
  3. Una mujer callada no necesariamente es antisocial. Quizá es tímida, insegura y llena de miedos. Que tal si sacamos nuestro espíritu empoderador y la hacemos sentir en confianza. Siempre tendrás la oportunidad de impactar la vida de otra mujer positivamente.

Intenta abrirte a conocer a las personas a profundidad, no dejarte llevar por la primera mirada o interacción. No estereotipes. En el momento que los haces, podrías estar creando una barrera innecesaria que eliminaría cualquier posibilidad de interacción positiva en el futuro.

Si al final y al cabo, después de intentarlo todo, la persona sigue con un caparazón o realmente alguno de los adjetivos negativos que mencioné antes le caen como anillo al dedo, no lo tomes personal. La vida es tan compleja; la crianza, patrones de conducta aprendidos, inestabilidad emocional e insatisfacción personal influyen mucho en la personalidad, así que no lo tomes ‘a pecho’, sigue tu camino y no juzgues.

Quiero añadir que muchas veces, las mujeres recibimos tanto juicio que eso nos paraliza, podemos llegar a estar a la defensiva y cohibirnos. Si como quiera me van a juzgar, ¿para qué esforzarme? Resolución: he decidido simplemente ser yo y tratar de romper con la fobia social, ya que no me gusta cuando se apodera de mi. Esto es una decisión personal, lo hago exclusivamente por mi crecimiento personal y emocional y no por agradar a nadie. Me ayuda con mi propósito de vida y me encanta rodearme de mujeres. Entiendo que las mujeres necesitamos de otras mujeres para sentirnos plenas, sacar a flor de piel y reafirmar nuestra feminidad y lograr grandes cosas en la vida y en el mundo.

Recuerda que: “Una mujer puede hacer la diferencia, pero juntas podemos cambiar el mundo”

Ciao mis bellezas tropicales. Abrazotes y bezasos.

Un comentario

  1. Me encantó! Me gustó mucho cuando mencionas, que hay que tomar en consideración el background de la persona. No juzgar! No sabemos el día o la vida que lleva la gente. Nos podemos llevar una sorpresa, pero una sorpresa grata al ser cordiales entre nosotras mismas! ☺️💕

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s